Volver a página principal de Biografías de Mujeres Andaluza
SI TE GUSTA ESTE ARTÍCULO COMPARTE EN

Tweet

Colombine (Burgos y Seguí, Carmen de)

1867, Almería – 1932, Madrid. Escritora, Periodista, Feminista, Política.

Carmen de Burgos, Colombine. Por Julio Romero de Torres.  1913

Colombine. Carmen de Burgos y Seguí

COLOMBINE. Enciclopedia de Andalucía

Carmen de Burgos Seguí [1867-1932] por Rosa María Ballesteros García

Carmen Burgos y Seguí, Colombine. (¿1867,1876,1879?, Almería – 1932, Madrid). en Mujeres en “Almería hombre a hombre” del Padre tapia.

Otra referencia biográfica en Mujeres relacionadas con Andalucía en el libro de Ana Muiña, “Rebeldes Periféricas del Siglo XIX”.

La Cruzada de Mujeres Españolas

Julio Romero de Torres realizó en 1917 una pintura de Carmen de Burgos. Por D. Martínez en Diario de Almería.



Colombine. Carmen de Burgos y Seguí

Popularizó el seudónimo de "Colombine" hasta identificarse por él. Usó el de "Perico de los Palotes" en el Heraldo de Madrid y el de "Gabriel Luisa" en algunos escritos políticos. Nació en Almería.

Publicó versos por primera vez en "Madrid Cómico" y artículos sobre Derecho Penal en "La Correspondencia de España".

Colaboró en el "Heraldo de Madrid" y en el "Diario Universal", así como en varias revistas.

Dio numerosas conferencias y, entre sus publicaciones, hay una gran número de poesías, libros prácticos, libros de viaje, biografías y traducciones.


COLOMBINE

Enciclopedia de Andalucía. Tomo II, Pag. 899-901 Edit. Anel  1979

Carmen de Burgos, más conocida por el seudónimo de Colombine, es sin duda una de las personalidades más recias e interesantes del primer tercio de nuestro siglo.

Su ingente obra periodística y literaria (novela, ensayo, biografías, traducciones, libros de viajes, conferencias), su republicanismo militante, sus preocupaciones educadoras, su valiente defensa de los derechos de la mujer, la combatividad, en fin, incansable y generosa de su vida y de su obra la hacen merecedora de atención y aprecio y no del poco disculpable olvido que ha caído sobre ella. La fecha de su nacimiento no está clara. Julio Cejador en su "Historia de la lengua y literatura castellana" la sitúa en 1876, Granjel y F.C. Sainz de Robles en 1879, el "Diccionario de literatura española" editado por la "Revista de Occidente" en 1878 y Elisabeth Starcevic, autora de un reciente libro sobre Colombine da la fecha de 10 de diciembre de 1867, ateniéndose para ello a algunos documentos legales y a su expediente académico. Pero aunque resultaría disculpable que, dadas sus relaciones amorosas con Ramón Gómez de la Serna (nacido en 1888), Colombine quisiese quitarse algunos años de encima no resulta verosímil que la separasen de Ramón, veintidós años, cifra a todas luces excesiva y que habrá de ser revisada.

'En todo caso lo cierto es que nace en Almería, donde su padre era cónsul de Portugal y pasa su niñez y primera adolescencia en Rodalquilar un pueblecito de la costa almeriense donde su familia poseía una finca. Allí se inició su afición a la lectura.

A los dieciséis años, contra la voluntad de su padre, se casa con un periodista de Almería en cuyo periódico, a causa del desinterés culpable del marido, se ve obligada a hacer sus primeros entrenamientos periodísticos.

Poco se sabe de este período de la vida de Colombine, pero lo cierto es que su matrimonio no le fue nada bien y tras el trágico suceso de la muerte de su hijo decide divorciarse y marchar a Madrid con su hija. Ya en Madrid, Carmen de Burgos cursa estudios de maestra superior ganando las oposiciones en 1901 y siendo destinada a Guadalajara donde residirá con intervalos hasta 1901. En el mismo 1901 publica su primer libro, Notas del Alma, colección de copias populares. Colabora también muy pronto en "Madrid Cómico", "La Correspondencia de España" y "Diario Universal" de cuya redacción formó parte desde su fundación, siendo la primera mujer que en España ejerce el cargo de redactor. En el "Diario Universal" es donde Carmen de Burgos siguiendo el consejo de Augusto Figueroa decide utilizar el seudónimo de "Colombine" y así mismo es en ese diario donde en 1904 organiza una ruidosa encuesta sobre el divorcio que atrajo sobre ella el apodo de "la divorciadora" y la enemiga de los medios clericales.

Aparte de Colombine, Carmen de Burgos, para diversificar su nombre en las numerosas colaboraciones que sostenía, empleó otros seudónimos: "Perico de los palotes" -en la crítica literaria-, y "Honorine", "Raquel", "Marianela", de ingenuo romanticismo.

Poco a poco Carmen de Burgos entra en contacto con el munndo literario y conoce a Juan Ramón Jiménez, Gabriel Miró, Rafael Cansinos Assens... Andrés González Blanco y Enrique Diez Canedo serán algunos de los poetas jóvenes del momento que trabajarán para ella como "negros literarios" ayudándola a traducir los poemas de su libro sobre Leopardi.

En 1908 "Coloinbine" conoce a Ramón Gómez de la Serna con el que mantendrá una larga relación, amorosa primero, amistosa después, incluso tras el matrimonio de Ramón con Luisa Sofovich, y que sólo concluirá con la muerte de nuestra escritora.

Esta primera etapa de sus relaciones con Ramón está signada por sus colaboraciones en Prometeo y su participación en los famosos banquetes rebeldes organizados por Ramón así como en los "Diálogos triviales" que tuvieron lugar durante 1910 en el Café de Sevilla, en un intento de recoger lo mejor de los escritores contemporáneos, los jóvenes especialmente. Además de Carmen de Burgos participaron: Andrés González Blanco, Emiliano Ramirez Angel, A. Hoyos y Vínent, José Mas, "Silverio Lanza" y algunos otros. Estos "diálogos triviales" fueron publicados por la revista Prometeo.

En 1908 funda "Revista Crítica" una interesante publicación que no llegó a cuajar por problemas económicos y en la que Carmen de Burgos realizó una activa campaña en pro de los judíos sefarditas continuando la labor iniciada años antes por el doctor Pulido y Rafael Cansinos Assens.

En 1909 marcha a Melilla como corresponsal de guerra, siendo la primera mujer que ocupó este cargo. La experiencia obtenida le sirvió para escribir una novela corta, "En la guerra" donde narra algunos episodios de la campaña de Melilla,

En 1908 publica su primer libro de viajes: "Por Europa" donde cuenta sus experiencias en Italia y Francia. "Cartas sin destinatario" (1910) recoge sus impresiones de viajes por Bélgica, Holanda y Luxemburgo, y "Peregrinaciones" (1916) -con un esclarecedor epílogo por Ramón Gómez de la Serna- describe su recorrido por Suiza, Dinamarca, Suecia, Noruega, Alemana, Inglaterra y Portugal. Muchos de estos viajes tuvieron propósitos didácticos, sociales y políticos y algunos de ellos fueron subvencionados por el gobierno para que pudiese perfeccionar sus conocimientos de los métodos de enseñanza. Como conferenciante de temas sociales es inevitable recordar: "La mujer en España" (Asociación de la Prensa. Roma), "Misión social de la mujer" (El Sitio. Bilbao), "La mujer ante el derecho" (La Sorbona. (París) y "¿Qué es el feminismo?" (Ateneo femenino. Sevilla).

Estas conferencias así como sus numerosos artículos en "Diario Universal" y el "Heraldo de Madrid" y sus libros "El divorcio en España" y "La mujer moderna y sus derechos" pueden dar quizás una idea de la ingente labor de Carmen de Burgos en pro de la liberación de la mujer, una de cuyas facetas fue su lucha por conseguir el voto femenino, logrando que su partido, el Partido Radical Socialista se comprometiese a defender como suyo ese derecho.

En una entrevista con José Montero Alonso titulada: "Carmen de Burgos (Colombine) fue la autora de la primera encuesta periodística en torno al divorcio" (1931) recordaba: "Y no sólo desde la tribuna periodística; en el mitin, en la conferencia, en el libro, en todas formas de propaganda posible, luché por esas leyes que yo creía justas y humanas, entonces, cuando todo eran desvios y hostilidades....."

La muerte de Carmen de Burgos tuvo lugar el 9 de octubre de 1932. Había llegado al círculo Radical Socialista donde había de discutirse una ponencia sobre "Política escolar"; cuando le tocaba hacer uso de la palabra la sobrecogió un ataque repentino. Sus últimas palabras fueron: "Muero contenta, porque muero republicana. ¡Viva la república! Les ruego a Vdes. que sigan conmigo ¡Viva la república!".

Llevada a su casa falleció aquella misma noche. Fue enterrada por su expreso deseo en el antiguo cementerio civil de Madrid.

Su vida y su obra fueron exaltadas en varios actos celebrados en su memoria y en numerosas necrológicas. Luego poco a poco su recuerdo se fue diluyendo. Los turbulentos años de la república, la guerra civil, la larga posguerra en nada ayudaron a que su recuerdo perdurase en la forma debida.

En la obra estrictamente literaria de Carmen de Burgos y dejando aparte los dos concienzudos tomos dedicados a Leopardi y la excelente biografía de Fígaro -realizada quizás con la ayuda de Ramón Gómez de la Serna lo más destacable es su caudalosa producción novelesca que reune en veinticinco años de dedicación una decena de novelas largas y casi un centenar de novelas cortas.

Carmen de Burgos contaba como novelista con una fértil imaginación, un lenguaje natural y jugoso, y tino para las descripciones y los caracteres, los femeninos especialmente. Como contrapartida, su estilo resulta muchas veces opaco, quizás porque escribía mucho y con prisas, sin tiempo para hacer correcciones, y en ocasiones su inclinación a sostener tesis en sus novelas las convertía en un tanto forzadas. Carmen de Burgos fue novelista realista con ligeras gotas de naturalisimo a lo Blasco lbáñez.

Las mejores de sus novelas cortas y largas son aquellas en las que plantea la injusta situación de la mujer ante la ley y la sociedad. Así: La rampa, La malcasado, Quiero vivir mi vida, El artículo 438, El abogado, La divorciada...

Bibliografía. Carmen de Burgos publicó una treintena de libros prácticos para la mujer, más de una docena de conferencias, numerosas traducciones (Renan, Ruskin, Max Nordau, Carducci, Mantegazza, Longo, Tolstoy, Anatole France, Nerval, Rachilde ... ) y una ingente obra literaria original de la que entresacamos los siguientes títulos:

Novela y colecciones de cuentos: Cuentos de Colombine, Los inadaptados, En la guerra, La hora del amor, La rampa, El último contrabandista, Ellas y ellos o ellos y ellas, Las inseparables, Secretos, Los anticuarios, El retornio, Los espirituados, La mujer fantástica, La mal casada, El tío de todos, Mis mejores cuentos.

Viajes: Por Europa, Cartas sin destinatario, Peregrinaciones, Mis viajes por Europa.

Crítica, biografía y ensayo: Giacomo Leopardi, Fígaro, Gloriosa vida y desdichada muerte de Riego. Amadís de Gaula, La mujer moderna y sus derechos, Ensayos literarios, El divorcio en España, La voz de los muertos, Al balcón, Confidencias de artistas, Hablando con los descendientes, La española emperatriz de los franceses, Vida amorosa de George Sand, Doña María de Zayas

Enciclopedia de Andalucía. Edit. Anel Tomo II, págs. 900-901. 1979

Otra referencia en  Cien Almerienses del Siglo XX. Diario Ideal http://www.ideal.es/almerienses/

En relación a este esbozo  Francisco Urrutia Pérez nos hace llegar la siguientes y ajustada puntualización "...se ha dejado de reseñar "PUÑAL DE CLAVELES" anterior, coetaneo o dias posterior a "BODAS DE SANGRE"  de Federico García Lorca, ambas con el crimen del Cortijo del Fraile en Rodalquilar, como fondo, que dio lugar a "BODAS DE SANGRE"


COLOMBINE

Ver otro esbozo de Carmen de Burgos Seguí [1867-1932] por Rosa María Ballesteros García. Universidad de Málaga.

Carmen Burgos y Seguí, Colombine. Padre Tapia

(¿1867,1876,1879?, Almería – 1932, Madrid). Escritora, Periodista, Feminista, Política. Más información en Mujeres en “Almería hombre a hombre” del Padre tapia.

Ver otra referencia biográfica

en Mujeres relacionadas con Andalucía en el libro de Ana Muiña, “Rebeldes Periféricas del Siglo XIX”.

7

La Cruzada de Mujeres Españolas,

1921 Madrid, ligado a Carmen de Burgos, (Colombine), organizan la primera manifestación callejera sufragista en España. Ver esbozo sobre las actividades de La Cruzada de Mujeres Españolas.

8

Julio Romero de Torres realizó en 1917 una pintura de Carmen de Burgos

Tomado de http://www.elalmeria.es/ocio/Julio-Romero-Torres-Carmen-Burgos_0_315269005.html Página vista el 06072017

D. Martínez / Almería 17 Noviembre, 2009 - 05:00h

El marchante de arte almeriense José Manuel Marín dispone de una obra donde aparece Carmen de Burgos que fue pintada por Julio Romero de Torres en 1917. La obra de óleo y temple sobre lienzo lleva una dedicatoria donde se lee: 'A Colombine, con la admiración de J. Romero de Torres'. Precisamente, Marín considera que es una obra que puede interesar a la Administración puesto que se trata de un cuadro de 60x60 centímetros donde aparece la escritora Carmen de Burgos cuando tenía 50 años.

Esta pintura la eligió la propio escritora como portada de su libro Ellas y ellos o Ellas y ellos. Precisamente es una obra que apenas ha podido ser vista en exposiciones. De hecho, Colombine en la primera página de su libro hace la siguiente dedicatoria: "Al gran Julio Romero de Torres, que avaloró este libro con su pincel, en testimonio de afecto y de gratitud y admiración. Carmen de Burgos".

Julio Romero representa a la intelectual de perfil, con la mirada perdida y un libro entreabierto en las manos. Al fondo un paisaje de lomas donde tímidamente se asoma el mar. Colombine contaba con 50 años cuando posó para nuestro artista, pues había nacido en Almería el 10 de diciembre de 1867.

José Rico le dedicó un artículo en la revista Carteles de 6 de julio de 1930, ilustrado con el retrato que Julio Romero de Torres le regaló., titulado La voz de la mujer española: hablando con Carmen de Burgos. Colombine. "En la calma del retiro de su cuarto de trabajo estamos solo ella y yo. En un sillón frailero, ante una mesa rebosante de papeles en desorden, ella, en frente, bajo un magnifico retrato, ofrenda del pintor de almas Julio Romero de torres, yo", contaba.

Un acontecimiento clave en la vida de Colombine fue su encuentro con Ramón Gómez de la Serna. Los veinte años que aproximadamente duró su historia de amor, nacida de la complicidad y pasión por las letras fueron los más fecundos para ambos, como él mismo declara en su libro La sagrada cripta de Pombo. "Carmen de Burgos ha sido muy importante en mi vida y no tendrá olvido. Son ya quince años de una corroboración sencilla. Ella me ha alentado y se ha dado cuenta desde el principio, cuando la incomprensión arreciaba, de que era sencillo y bueno lo que le proponía".

"Ha habido entre nosotros una de esas diferencias de edad que los hombres generosos no tienen en cuenta y que la lámpara inteligente y bonancible equilibra y congrega en un círculo feliz. La certidumbre literaria tuvo el otro ingrediente de esa compañía de todos los días tan racional y con voz simpática. La emoción del tren literario de la tarde la sentíamos como refugiados en la casilla del guarda agujas literario", afirmaba Ramón Gómez de la Serna sobre Colombine.

Colombine y Ramón Gómez de la Serna veneraban a Julio Romero de Torres; el le dedicó la conferencia que pronunció en el Palacio de Cristal y Colombine escribió muchas páginas sobre los cuadros del pintor. Carmen de Burgos llegó a vivir, aunque brevemente puesto que muere en 1932, hechos históricos en España por los que tanto había luchado como la proclamación de la Segunda República, la concesión el voto a la mujer y la legalización del divorcio, de los que había hecho bandera. Estas batallas no las puedo conocer su gran amigo Julio Romero de Torres.

Una afectuosa carta de pésame dirigida a Enrique Romero de Torres, hermano del malogrado artista, es testigo del cariño que le profesaba al pintor. Esta carta proporciona un dato de importancia para el conocimiento de la producción de su obra, al dar a conocer que su hija sirvió de modelo para la cabeza de San Juan en unas de las versiones realizadas sobre el bíblico tema de Salomé. José Manuel Marín es la persona que representa al coleccionista que tiene esta gran obra.

Volver a página principal de Biografías de Mujeres Andaluza